Álamo Blanco

Álamo Blanco, Álamo Plateado o Populus Alba, son algunos de los nombre que recibe nuestro árbol. En esta entrada queríamos contarte porque elegimos transformarlo en nuestro símbolo y representante del emprendimiento. Uno de los elementos más interesantes para nosotros son sus hojas, de una lado blanca y del otro verde, mostrándonos la dualidad de las cosas, de la vida, de los significados. Como el Ying Yang, la hoja del Álamo nos muestra las dos caras de lo que vivimos, la complementariedad, la transformación, el cambio constante, el equilibrio.

hoja-alamo-blanco
Hoja del álamo blanco (lado verde)

En el momento en que empezamos este viaje buscamos algo que represente con vigor el camino que elegimos; supimos que decidiendo desde el corazón, encontramos la sabiduría que necesitamos para emprender, volcando todo nuestro tiempo a la inversión más importante, la vida.

El arbol aqui en cuestión es algo que en particular atrajo mucho nuestra atención debido a que en el momento de elegir el nombre, estuvimos trabajando con ferocidad sobre el árbol genealógico, es decir, tratar de ver la vida que elegimos desde sus raíces, para así reconocer los conflicto que nos azotan en la vida, entenderlos y luego dejarlos ir, logrando liberar las historias conflictivas que arrastramos de forma inconsciente.

Conmovidos y con la mente muy agitada de emociones liberadas después de esta experiencia, encontramos los elementos que necesitábamos para empezar a ver con otros ojos al mundo, haciendo la mirada más fina y dejándola permeable en cara a las nuevas experiencias.

Conocer desde las raíces nuestras propias historias nos es importante, porque nos deja ver como los caminos de muchos de nosotros están unidos emocionalmente a las mismas alegrías, sufrimientos o absurdas tradiciones. Cuando conectamos con este conocimiento, de a poco la propia existencia nos va revelando, con diferentes situaciones, que debemos ser nosotros mismos los directores de nuestra propia existencia.

Aunque sea cierto que Álamo Blanco se comporta y sigue las líneas generales del emprendedor y su emprendimiento, no podemos negar que practicamos nuestra filosofía individual y grupal. La convivencia de estos factores son como la vida misma, un vaivén de emociones, descubrimientos, errores, entre otras cosas más. Entendemos que equilibrar toda esta energía es uno de los pilares para conservar al poder creativo, que actuando bajo la dirección de un motivacion real tiene la fuerza para llevarnos donde queramos. En cambio, la ideas, pueden cambiar hasta transformarse en al nuevo, pero cuando hablamos de la motivación, siempre es óptimo que esté guiada por la misma fuerza. Es ley y un factor clave del fracaso (FCF) el no comprender esta diferencia.

En otro momento seguiré contando más acerca de este equipo, emprendimiento y fuerza que llamamos Álamo Blanco, por ahora…seguimos.

Arbol, magia, nacimiento, raíces, tierra, agua, cielo, Álamo Blanco. Si algun dia te encuentras cerca de ellos, ábrete al mundo, porque la energía del viento podría aparecer y así un nuevo y poderoso lenguaje universal será escuchado por todo tu ser.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s